Mes: enero 2014

Aproximacion a la interacción cerebro-mente basada en la mecánica cuántica

Se puede considerar que la conciencia tiene propiedades atómicas, partiendo de material publicado por Pauwels y Bergier: Banach y Tarski, dos matemáticos polacos del siglo XX al hablar sobre lógica matemática, toman elementos de las matemáticas transfinitas para plantear una paradoja que lleva su nombre, y es una forma particular de aplicación de las matemáticas transfinitas. Según esta paradoja, es posible tomar una esfera de dimensiones normales, por ejemplo, una pelota de tenis o una manzana que al cortarla en rodajas y volverlas a juntar, diera una esfera tan pequeña como un átomo o tan grande como un sol. Aunque la operación no se ha podido realizar físicamente porque el corte debe hacerse siguiendo superficies especiales que no tienen plano tangente, se acepta desde el punto de vista teórico, si bien estas superficies no están presentes en el universo manejable, los cálculos efectuados sobre ellas son reales y eficaces en el universo de la física nuclear, y son objeto de estudio por las matemáticas transfinitas. Los neutrones se desplazan siguiendo curvas que no tienen tangente. Curiosamente este conocimiento de física de occidente coincide con el de la técnica de yoga Samadhi, según la cual los practicantes declaran que les es posible crecer hasta alcanzar el tamaño de la galaxia, o contraerse hasta la dimensión de la partícula más pequeña concebible. Aunque esta afirmación puede sonar extraña y más allá de toda lógica, su significación profunda radica en que lo que genera la conciencia tal como se ha definido podría tener un comportamiento semejante al de los átomos que encuentra su expresión tanto en el yoga Samadhi, como en la paradoja de Banach y Tarski.
Existen evidencias crecientes en los experimentos con plantas, animales y seres humanos que hay una interconexión a algún nivel de todas las cosas del universo. El espacio y el tiempo pueden ser estructuras ondulatorias en estos niveles de sustancia (el orden primario).
Al combinar la mecánica cuántica con la relatividad general surge un nuevo ente, el continuum de espacio- tiempo, cuadrimensional, sin frontera, semejante a la superficie terrestre pero con más dimensiones.
Por otra parte, en las sinapsis, en las hendiduras sinápticas, en las rejillas presinápticas, en los quanta o vesículas de neurotransmisores se manejan distancias del orden de nanómetros (o armstrongs), que son distancias en las cuales ocurren fenómenos cuánticos.
Fragmentos de Libro Cerebro, mente y conciencia – Un enfoque multidisciplinario.
http://www.amazon.com/Cerebro-mente-conciencia-enfoque-multidiciplinario/dp/1460914228